La Alcaldía cumple con plazos y Sak’a Churu entra en operación

 Desde las 00.00 horas de este miércoles el relleno transitorio de Sak’a Churu comenzó a operar recibiendo el primer camión de residuos generados por los paceños. Así, la Alcaldía cumplió el plazo que fijó la Gobernación para cerrar el anterior relleno en Alpacoma.

Desde esta jornada comienza un nuevo ciclo de la disposición final de desechos con perspectiva a la industrialización, afirmó al respecto el director del Sistema de Regulación Municipal, Rubén Ledezma. “Tenemos una celda dispuesta con capacidad de almacenamiento para cinco meses, se realizaron todos los trabajos para garantizar el funcionamiento de este relleno por dos años, que es un compromiso que hizo nuestro Alcalde para poder implementar otra etapa de gestión de residuos”, explicó autoridad.

Desde las 00.00 horas de hoy se trabaja en Sak’a Churu. La primera volqueta con 5.790 kilos ingresó a las 00:53 de la madrugada. Hasta las 06.00 ya ingresaron nueve volquetas con cinco compactadores de la empresa La Paz Limpia, haciendo un total de 99.770 kilos de desechos en la madrugada.

Previa a la habilitación de la celda donde se depositan los residuos, se adecuaron con mallas de impermeabilización. Se instalaron tres captadores de biogás para que emanen los gases generados por los desechos y se combustionen.

Además, se cuenta con dos zanjas con piedras que sirven para la filtración de los líquidos lixiviados, las mismas están direccionadas con tuberías que salen a piscinas. La autoridad edil explicó que la media noche de ayer se cerró el relleno de Alpacoma recibiendo la última tonelada de residuos en la celda 15.

En una visita que hizo esta madrugada la agencia municipal de noticias la celda se constató que las primeras cargas de desechos fueron acumuladas en la parte posterior del espacio y se habilitó un camino para el ingreso de los vehículos. El primer turno de trabajadores ingresó a las 23.00 de ayer, alistó toda la logística de operación. El relevo de trabajadores ocurrió a las 05.00, la primera tarea que se hizo fue una inspección al interior de la celda.

El relleno anterior de Alpacoma dejó de operar, el espacio está vacío, ya no hay movimiento de maquinaria ni personal, solo se observa los captadores de gas que queman los biogases.

En los pormenores, Ledezma informó que, desde mayo de este año, la Municipalidad realizó las consultas a la Gobernación para conseguir un permiso ambiental. El mismo no pudo concretarse por una serie de observaciones y se elaboró un manifiesto ambiental, que es un “documento largo” y el cual está en proceso.

“Ahora estamos tramitando como corresponde nuestro manifiesto ambiental, que es una manera de tramitar una licencia ambiental. Hay dos, antes de comenzar un proyecto y la otra es después, en este caso estamos aplicando el manifiesto, hemos presentando el anterior jueves y la Gobernación tiene 10 días para responder positivamente a la otorgación de este manifiesto o podría plantear algunas observaciones o ajustes”, explicó Ledezma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *