Ciudades capitales demandan a Gobierno Nacional coordinación y recursos para combatir el Covid 19

El pedido es canalizado por la Asociación de Municipalidades de Bolivia (AMB), que asocia a ocho municipios (La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí, Trinidad, Cobija, Sucre y Tarija), que gobiernan al 51% de la población del país. Al momento, la AMB espera respuesta del Ministro de Economía y Finanzas, José Luis Parada.

La demanda municipal solicita al Gobierno Nacional la identificación conjunta de fuentes de financiamiento alternas, ante el descenso de los ingresos municipales, como producto del recorte de las transferencias de coparticipación tributaria, así como el cese de cobro de impuestos, tasas y patentes en el periodo de aislamiento sanitaria que vive el país.

La determinación es producto de la primera reunión virtual de la Comisión Técnica de Análisis Municipal de la AMB, realizada este martes 14 de abril con autoridades electas y técnicos de los ocho municipios mencionados. La cita señaló que la situación económica y financiera de los municipios es muy preocupante y podría tornarse crítica, si no se encuentra un alivio que les permita afrontar el pago de sueldos, servicios y contrataciones, pero sobre todo la modificación presupuestaria para la emergencia sanitaria del Covid 19.

La propuesta de la AMB plantea medidas a corto y mediano plazo. A corto plazo, se propone modificaciones al límite de gastos de funcionamiento, diferimiento del pago de bonos municipales, créditos y fideicomisos. A mediano plazo, la AMB plantea la creación de un fondo de compensación municipal que permita cubrir la programación presupuestaria 2020, ya bastante mermada por la situación actual.

En este sentido, la AMB apoya la propuesta de la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM-Bolivia) de devolver a gobernaciones, municipios y universidades el 12% del Impuesto Directo a los Hidrocarburos, que fue retenido desde el año 2016 para el Fondo de Promoción a la Inversión creado por la Ley 767.

Al momento, la retención acumulada por este concepto alcanzaría los 495 millones de dólares. La FAM-Bolivia propone destinar 50% de este monto a actividades de prevención del Covid 19; 25% a la provisión de alimentos a la población en el marco de programas de seguridad alimentaria; y el restante 25% al fortalecimiento productivo de las pequeñas empresas y negocios afectados por la cuarentena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *