Gobierno suspende sin previo aviso reunión sobre iliquidez y crisis financiera con munícipes

Tres ministros, Presidencia, Economía y Finanzas y Planificación del Desarrollo, tenían que recibir a los munícipes este martes 19 de mayo, para tratar la drástica reducción de los ingresos municipales. A última hora, la reunión fue suspendida, porque la presidenta Jeanine Añez decidió convocar a reunión de gabinete a la misma hora.

Después de dos meses sin recibir respuesta a sus solicitudes de reunión, los principales ejecutivos de la Asociación de Municipios de Bolivia (AMB) y la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM-Bolivia) tendrán que volverse con las manos vacías. La reunión tan esperada con el Gobierno y viabilizada por la presidenta del Senado, Eva Copa, fue cancelada, mediante nota del ministro de la Presidencia, Yerko Núñez.

La crisis tendrá que esperar

La aguda crisis financiera que viven los 339 municipios de Bolivia y cómo enfrentarla tendrán que esperar, lo cual deja a los municipios sin expectativas de solución, para cumplir sus obligaciones presupuestarias programadas, así como las nuevas surgidas del Covid 19.

Según datos de la Asociación de Municipalidades de Bolivia (AMB), que agrupa a los municipios de las nueve ciudades capitales de departamento y El Alto, entre enero y abril de 2020, los municipios dejaron de recibir la transferencia de 927 millones de los 2.740 millones de bolivianos, presupuestados por coparticipación tributaria; es decir, un 67 por ciento menos.

A ello se suma la reducción de ingresos municipales propios, ya que, desde el inicio de la cuarentena, el pasado 20 de marzo, los municipios tampoco pudieron cobrar impuestos, tasas y patentes.

Por si fuera poco, el desplome de los precios internacionales del petróleo tendrá el efecto de reducir las transferencias por Impuesto Directo a los Hidrocarburos en un 60 por ciento a partir de este mes de junio.

La AMB esperaba presentar este martes a los ministros dos anteproyectos de ley.  El primero, de creación del Fondo de Compensación por la Caída de los Recursos de Coparticipación, que permitiría canalizar a los municipios 930 millones de bolivianos, provenientes de las donaciones y créditos recibidos por el país entre enero y abril de 2020, con motivo de las ayudas internacionales por el Covid 19.

Y el segundo, una reformulación del proyecto de Ley de Recuperación del 12 por ciento del Impuesto Directo a los Hidrocarburos para gobernaciones, municipios y universidades, propuesto por la FAM-Bolivia, que fue aprobado por el senado, pero desestimado por el Ejecutivo.

Igualmente, la AMB esperaba exponer nueve grandes problemas estructurales derivados del Covid 19 que enfrentan los municipios, con sus alternativas de solución, que hacen énfasis en la necesidad de establecer los mecanismos de coordinación con las autonomías estipuladas en la Ley Andrés Ibáñez.

Ahora todo ello tendrá que quedar a la espera de que el Gobierno de Jeanine Añez pueda recibir a los representantes municipales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *