La Paz dará un salto cualitativo a la industrialización de residuos

 La Paz dará un salto cualitativo a la industrialización de residuos

Sak’a Churu es el lugar elegido en el Distrito 6 de Alpacoma para que desde ahí se impulse el desarrollo económico con la industrialización de los residuos y así solucionar la problemática de la basura que se arrastra desde la emergencia del 15 de enero de este año, cuando ocurrió un deslizamiento en Alpacoma. 

Luego de la crisis, emergió con fuerza diversas iniciativas para instalar una planta de tratamiento de residuos y, al mismo tiempo, varias ofertas de terrenos en Mecapaca, Achocalla y otros.

“Vamos a dar el salto cualitativo a la industrialización de la basura y esperamos contar con la cooperación del Gobierno, la Gobernación de La Paz y hacer realidad lo más pronto posible”, destacó el Alcalde Luis Revilla, luego de hacer el anuncio sobre el lugar definido ante una multitud de vecinos y comunarios del sector Alpacoma.    

Para esa definición, la Alcaldía, junto a la Universidad Mayor de San Andrés y la Gobernación de La Paz, realizó un trabajo técnico que derivó en la conclusión de tener las condiciones para consolidarse como una planta de tratamiento con carácter metropolitano.

Dicha comisión interinstitucional recabó información, mediante estudios, respecto a las características geológicas, hidrogeología, levantamiento topográfico y una base ambiental, según la secretaria municipal de Gestión Ambiental, Mariana Daza.  

“Los estudios geológicos nos han determinado que sí es una zona apta para el emplazamiento de las celdas, además, es una zona que por la distancia está más cercana a la ciudad de La Paz lo cual representa una ventaja en términos logísticos”, refirió Daza.

Se tomó también en cuenta disposiciones normativas que condicionan parámetros como el de estar a un kilómetro de la mancha urbana, a 500 metros de un cuerpo de agua, a 3.000 metros de un aeropuerto, no estar en vertientes ni fuentes de agua, no estar en sitios de riesgo o no estar en sitios arqueológicos.

La Municipalidad, en cumplimiento con compromisos adquiridos, cerrará el relleno sanitario de Alpacoma, sin embargo, se demandó a la Gobernación “unos días más”, después del 18 de junio tiempo límite, para seguir depositando, mientras que en ese tiempo se pueda preparar el inicio del relleno transitorio.

Con la implementación de dicha planta en Sak’a Churu no se cierra la posibilidad de que en Mecapaca se habilite otra planta, cuyos comunarios junto al presidente del Estado, Evo Morales, ofrecieron predios para ese fin.

Legitimidad social

Hace unas semanas, la Municipalidad recibió una propuesta de los habitantes del Distrito 6 de Alpacoma para que se ejecute la planta de tratamiento en Sak’a Churu y “manifestándonos su acuerdo” para que además funcione el relleno transitorio.

Ante esa situación, la administración edil inició los trámites administrativos para adquirir el terreno y se presentaron los documentos a la Gobernación paceña para obtener la autorización ambiental.  

“Estas decisiones las hemos tomando con la comunidad, en acuerdo con la comunidad y de cara a la gente, en una asamblea se ha anunciado las decisiones que se han tomado”, subrayó el Alcalde.

Relleno transitorio

Una vez identificada la aptitud de los suelos en Sak’a Churu, la Municipalidad definió realizar el diseño de las primeras dos celdas para depositar los residuos generados en la urbe. Esos espacios se conformarían en 15 días, una vez que se tenga la autorización ambiental.

Los residuos serán depositados de manera transitoria a fin de que en el mediano plazo todo se procese en la planta de industrialización.

Planta de industrialización

El Alcalde Revilla prevé que en el plazo de un año se tendría implementada la planta de tratamiento de residuos en el lugar elegido. 

El Ministerio de Planificación para el Desarrollo, con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) iniciará en las próximas semanas un estudio que determinará el tipo de residuos que se genera en la ciudad para definir el tipo de planta que se construirá. 

Se prevé que dicho estudio esté concluido en septiembre y una vez que se analice los resultados por un periodo de aproximadamente cuatro meses, se desarrollará el pliego de especificaciones para que, mediante una licitación pública, una empresa ejecute el proyecto.

“Este estudio nos va a dar respuesta respecto a qué tipo de planta tendrá que hacerse, ya sea para combustible, ladrillo, otro tipo de elementos”, explicó el Alcalde.  

En el mundo, la basura tiene un valor, es un insumo para que se convierta en nuevos productos.

En la planta se podrá separar en residuos orgánicos, inorgánicos y restos: los primeros pueden ir destinados a convertirse en fertilizantes, mientras que los segundos (como fierro, vidrio, plástico, papel o cartón) entrarán a las cadenas de reciclaje y de los restos aprovechar su valor energético.

“En otras palabras, todo se va a aprovechar de los residuos cuando se implemente esta planta, no va a quedar nada que no se le da un uso apropiado”, según Ledezma.

Avances en separación de residuos

La Municipalidad paceña implementó la base del nuevo modelo de disposición de residuos con resultados alentadores como: la separación en origen de los residuos, y los consiguientes acopio y recolección diferenciados.

De hecho, actualmente, este tipo de residuos ya son vendidos a empresas, algunas estatales que trabajan con papel, cartón, vidrio o botellas de plástico.

El programa de reciclaje diferenciado de residuos sólidos, que actualmente se realiza de manera piloto en Miraflores y Achumani, para ser ampliado a otros barrios paceños debe hacerse en el marco de un proyecto de industrialización de la basura.

Ledezma refiere que actualmente se realiza la recolección diferenciada de residuos. El valor de los mismos es significativo tomando en cuenta que una tonelada vale 1.000 bolivianos. 

“La planta de separación que tenemos en Alpacoma es para ese tipo de actividad, para separar residuos previamente separados en domicilios, entonces ese sistema va a ir creciendo poco a poco a medida que vayamos aumentando la recolección diferenciada”, según Ledezma.

El Eje 1 La Paz sustentable y ecoeficiente del Plan Integral 2040 La Paz que queremos, contempla la visión de un municipio ecoeficiente, habitable y sano, que protege y conserva su medioambiente, fomenta el uso sostenible y sustentable de los recursos naturales, genera resiliencia socioambiental frente al cambio climático y establece equilibrio entre el desarrollo productivo, la convivencia armónica con la naturaleza y la diversidad cultural de La Paz.

Publicaciónes relacionadas

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *