POA-2022: la Alcaldía de La Paz reduce 2 secretarías, 14 direcciones y 18 jefaturas

 POA-2022: la Alcaldía de La Paz reduce 2 secretarías, 14 direcciones y 18 jefaturas

La Alcaldía de La Paz informó este domingo que el próximo año reducirá dos secretarías, 14 direcciones y 18 jefaturas, también contará con menos personal eventual, en el marco de la aplicación del Plan Operativo Anual (POA) 2022, considerado “un presupuesto honesto” que, a diferencia de gestiones anteriores, tiene una “proyección sensata de los ingresos” para “calzar con los gastos”.

“Estamos hablando de una reducción de dos secretarías en nuestra estructura y en el despacho se han eliminado dos direcciones que dependían directamente del alcalde (Iván Arias), esto ha hecho que nuestros gastos de funcionamiento bajen considerablemente”, informó a la Agencia Municipal de Noticias, el secretario Ejecutivo de la Alcaldía de La Paz, Julio Linares.

“Eso suma más o menos 1.000 funcionarios”, precisó Linares, sobre los contratos que fenecerán en diciembre de este año. El costo de la planilla salarial ascendía a 55 millones de bolivianos en mayo pasado, cuando Arias asumió la nueva gestión municipal, y en septiembre, disminuyó a 45 millones de bolivianos porque no se volvió a contratar a los servidores públicos que sus contratos terminaban esos meses.

Linares precisó que el presupuesto 2022 potencia a las nueve subalcaldías paceñas. “Hemos bajado en más de 1.000 personas la estructura de 2022 respecto al 2021 y mucha gente se ha distribuido en las subalcaldías, entonces tenemos unas subalcaldías más fuertes”, dijo.

Explicó que hubo “un proceso de sinceramiento” en la elaboración de la asignación presupuestaria 2022. “Es un presupuesto honesto, porque a diferencias de las anteriores dos gestiones, se está basando en una proyección sensata de los ingresos, no se ha inflado los ingresos propios como se hicieron anteriores gestiones para poder de esta manera calzar con los gastos”, afirmó.

Linares afirmó que en el curso del presente año centenares de funcionarios del despacho del alcalde Arias y de su secretaría pasaron a algunas secretarías y subalcaldías, en la línea de la reducción de la burocracia. “Se ha descentralizado en dos sentidos, uno en el que teníamos una burocracia muy grande centralizada con 400 personas que dependían del despacho del alcalde; con más de 300 en Secretaría Ejecutiva y se ha ido descentralizando estas atribuciones y estas unidades organizacionales, (ahora) ya depende más de secretarías, depende ya de las subalcaldías”, dijo.

Linares afirmó que la reducción del gasto de funcionamiento será menor al señalado por normas nacionales. “Por norma es el 25% el que tenemos que gastar de la coparticipación (tributaria) y nuestros recursos propios, pero estamos por debajo del 18% en el gasto de funcionamiento (en 20022)”, dijo.

El secretario municipal de Finanzas, José Antonio Rivera, sostuvo que “este año hubo una desmesurada contratación de personal” y explicó que la principal asignación funcionarios estaba en la planilla salarial, y en menor medida, pero igual considerados “gastos importantes”, lo consignado al aseo urbano y pago del alumbrado público.

El POA 2022 fue aprobado el 10 de septiembre por el Concejo Municipal de La Paz con un presupuesto de 1.990 millones de bolivianos, 130 millones de bolivianos menos que este 2021, cuyo documento fue enviado al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

“Hemos tenido que trabajar con todas las limitaciones financieras heredadas, un presupuesto desmedido del 2021 que son una herencia muy complicada”, afirmó el secretario Linares. Sin embargo, sostuvo que trabajaron en una “política de austeridad” para que con las proyecciones de ingreso, “puedan cumplirse todas las actividades y todas las inversiones que está proyectado” en la asignación presupuestaria.

Rivera explicó que la Alcaldía de La Paz afronta dos problemas financieros, el primero un déficit financiero de 500 millones de bolivianos, que se originó en gran parte, en el cobro anticipado de impuestos que se hizo en 2020, y el segundo inconveniente fue un déficit de efectivo. “El flujo de efectivo que tenemos para este año no es suficiente para cubrir todas las obligaciones que nos dejaron”, precisó.

Respecto a las medidas asumidas para contrarrestar ambas situaciones, el secretario Rivera explicó que hubo una “restricción del gasto extrema” para evitar gastos en refrigerios, material de escritorio, compra de equipos que no son necesarios, uso de vehículos, entre otros. Además, en agosto empezó la condonación del 100% de multas e intereses del periodo tributario 2012 – 2019 con descuentos del 10% (hasta el viernes 24 de septiembre) y ahora 5% para quienes paguen al contado. (AMN)

Publicaciónes relacionadas