Un desajuste provocó derrame de lixiviados en Alpacoma, la Alcaldía asume acciones legales contra Tersa

 Un desajuste provocó derrame de lixiviados en Alpacoma, la Alcaldía asume acciones legales contra Tersa

La madrugada de este martes un desajuste en una de las piscinas que almacenan lixiviados en el relleno sanitario de Alpacoma provocó derrame del fluido. El Alcalde Luis Revilla informó que se asumieron acciones legales contra la empresa operadora Tersa y pide investigación para conocer las causas que originaron esta falla.

En conferencia de prensa el burgomaestre explicó a detalle, y con imágenes captadas por un dron, sobre la situación del fluido que se desprendió de la piscina ubicada en la parte baja del relleno sanitario, por lo que se descarta que se trate de un deslizamiento.

Este derrame se produjo en predios de la empresa Tersa. El primer reporte da cuenta que en la madrugada, ni bien sucedió el incidente, la empresa operadora hizo un trasvase de líquidos desde la piscina afectada hacia otras que se encuentran próximos, esto para controlar el flujo.

“En vista del hecho que se ha producido, tomando en cuenta que el predio donde se ha producido este desajuste corresponde a Tersa, aparte de multas, lo que toca es que el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz inicie esta mañana acciones legales contra la empresa y todos los responsables”, afirmó Revilla.

La primera evaluación establece que la posible causa del derrame se debió a un desajuste en la piscina afectada, esto podría haber sido provocado por movimiento de maquinaria o por el estallido de dinamitas, que fue reportado por vecinos de la zona.

“Esta mañana se han comunicado conmigo vecinos de Isla Verde y Sequoia, dijeron que durante todo el fin de semana se han producido dinamitazos en los cerros que están encima y colindantes al relleno. Seguramente la Fiscalía tendrá que investigar a estas personas, hay testigos que han escuchado (estallidos) porque hay un conflicto”, manifestó el burgomaestre.

Todavía no se determinó la cantidad de fluido que se derramó, Revilla descartó que se trate de un deslizamiento de las celdas puesto que este espacio está a gran distancia de la zona donde recorrieron los lixiviados.

“No hablamos de un deslizamiento que se parezca, ni tenga las características, es un hecho puntual”, agregó Revilla.

Por otro lado, las tres piscinas de la parte bajan del relleno sanitario están apartadas de la confluencia al río Achocalla, por lo que se descarta alguna posibilidad de contaminación. Sin embargo, la autoridad sugiere que se debe corroborar con un análisis de laboratorio.

Revilla informó que la operación de las celdas del relleno sanitario está bajo inspección continua de la Alcaldía de La Paz y la Gobernación.

Reiteró la necesidad de que la Gobernación emita la licencia ambiental definitiva para habilitar el nuevo relleno sanitario en Saka Churu y de esta manera activar el cierre de operaciones del actual relleno de Alpacoma.

“Para ello estoy tomando contacto con autoridades como de la Gobernación y Ministerio de Aguas para coordinar acciones y agilizar”, manifestó la autoridad.

Publicaciónes relacionadas

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *